Coche inactivo, avería a la vista

Coche inactivo, avería a la vista

La ayuda de un taller de mecánica rápida en Coslada puede venirte muy bien en cualquier circunstancia. Y, por supuesto, también en las ocasiones más inesperadas.

Imagínate que llevas un tiempo prolongado sin coger tu coche. De repente, te animas a hacerlo. Entonces te montas y te llevas una sorpresa: acabas de comprobar que tu coche ha sufrido una avería.

“¿Cómo es posible esto?”, te preguntarás. Y es que, como bien saben quienes trabajan en un taller de mecánica rápida en Coslada, a veces, las consecuencias de estar parado son perores para tu vehículo que las referidas al desgaste normal por el uso.

De hecho, y afinando un poco más el tiro, los siguientes elementos de tu vehículo pueden verse seriamente perjudicados por su inactividad:

1. Los neumáticos, que pueden sufrir deformaciones debido al peso del coche.

2. El aire acondicionado, el cual se recomienda activar por lo menos una vez al mes, ya que su uso mantiene a los elementos que lo conforman lubricados.

3. Los elevalunas eléctricos pueden quedar expuestos a cierta humedad y, por eso, su desuso puede fomentar el surgimiento de óxido.

4. El motor debe funcionar una vez al mes como mínimo para evitar posibles averías graves.

5. El circuito de refrigeración del coche también sufre por los largos periodos de inactividad (concretamente el termostato, la bomba de agua y los manguitos).

5. Las fugas de aceite también son habituales cuando un coche está parado mucho tiempo. Si notas que sale humo azul por el tubo de escape cuando sueltas el acelerador, te recomendamos acudir cuanto antes a un taller de coches.

6. El líquido de frenos debe ser cambiado cada dos años. Y que el coche esté parado no te exime de hacerlo.

7. La caja de cambios también puede llegar a oxidarse por culpa de la inactividad prolongada.

Para cualquier reparación de vehículos, consúltanos en VERTRISA, S.L.

haz clic para copiar mailmail copiado